Discurso de apertura

Tim O´Reilly  definió el término web 2.0 en el año 2004. Desde entonces internet dejó de ser un escaparate o un repositorio. Dejó de ser esa especie de biblioteca donde estaba depositado todo el saber al alcance de la gente que por allí se asomaba y pasó a ser una constante invitación a participar. Situó a sus usuarios en el centro del sistema y les proporcionó toda una serie de posibilidades relacionadas con la comunicación y la información.

De modo paulatino, muchos usos y costumbres de nuestra vida cotidiana han cambiado en la forma y en el fondo. A nadie ya se le hace extraño que podamos planificar nuestras vacaciones sin salir de casa ni que, además, lo podamos hacer contando con la información que otras personas han ido dejando reseñada en diferentes espacios web.

El mundo de la sanidad no es ajeno a esta transformación. La salud es uno de los principales temas sobre los que los internautas buscan información en la red. Pacientes y cuidadores utilizan internet para buscar información, para compartir historias y discutir de temas relacionados con su salud. No es sorprendente si tenemos en cuenta que la salud es nuestro bien más preciado.

Gracias a internet el saber que, hasta ahora, era un coto cerrado restringido a los profesionales de cada área de conocimiento, se ha convertido en un campo abierto de libre acceso. Esta transformación nos ha llevado a estar en un nuevo tiempo que plantea no poca cantidad de preguntas, reflexiones y retos por definir y resolver.

Información y conocimiento son dos de los pilares básicos de la salud y la medicina. El otro son las relaciones humanas. Las personas quieren saber más sobre sus enfermedades y utilizan internet para ello, pero también quieren que les cure/cuide un profesional de la salud. Enfermar supone incertidumbre, miedos, expectativas, y esperanzas, algo que no es asunto de teclados y pantallas. Lo virtual y lo físico conviven entremezclados.

Los profesionales sanitarios estamos convocados a sumarnos a este fenómeno. Muchos tienen ya un recorrido en este terreno. Se adentraron en caminos hasta entonces desconocidos y han ido aprendiendo de todo ello. Sus experiencias nos sirven a los demás. Nos permiten caminar por esos senderos que ellos han desbrozado previamente y nos invitan a recorrer el nuestro propio.

Este espacio pretende ser un poco de todo esto en los próximos días: un punto de encuentro donde, a modo de pistas, postales y destellos, quede reflejado el panorama que se nos presenta por delante. La sanidad híbrida no es cosa del futuro: ya está aquí. Sólo aquellos que abran sus ojos a esa realidad podrán aprovechar todas sus posibilidades.

¡Bienvenidos!

About these ads

Un pensamiento en “Discurso de apertura

  1. Pingback: Semana I en Sanidad Híbrida. | Sanidad Híbrida

Participa en el debate:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s