¿Qué se necesita para ser un híbrido sanitario? Competencias digitales.

Hablamos con frecuencia de la “brecha digital” como el gran obstáculo para el avance a mayor velocidad de la sanidad híbrida. Muchos profesionales carecen aún de los los conocimientos necesarios para utilizar de manera segura las tecnologías de la sociedad de la información.

Para descubrir concretamente qué conocimientos, habilidades y actitudes necesitan desarrollar los profesionales para convertirse en híbridos sanitarios, hemos pedido a David Alarcón, un enfermero que nos suele hablar sobre práctica avanzada desde su blog, que nos ilustre sobre este tema. Podéis leer la entrada completa aquí

He de reconocer que yo me considero un iniciado, un neófito, en la web 2.0 ya que empecé a participar en ella hace algo menos de un año y que hasta ahora nunca había oído hablar del término híbrido sanitario, por lo que, me parece interesante, que estableciéramos una definición de lo que entendemos cómo híbrido sanitario.

En mi opinión, los híbridos sanitarios son todos aquellos profesionales que trabajan y desarrollan su práctica profesional en un entorno de salud, que poseen los conocimientos, experiencia y experticia, competencias y destrezas que les capacitan para prestar una atención de salud de calidad y que además disponen de las e-competencias o competencias digitales, que les permiten alcanzar los objetivos de mejora de la calidad de la atención en el proceso de salud-enfermedad.

Entre los conocimientos habilidades y actitudes que yo considero más importantes, dentro de las e-competencias que deben tener los híbridos sanitarios, se encuentran las siguientes:

1. Crear y gestionar adecuadamente nuestra identidad y reputación digital, a través del establecimiento de conversaciones sinceras, honestas y transparentes. Además, deben contar con la habilidad de crear, editar y compartir los conocimientos e información útil en materia de salud. Este último factor contribuye a la viralidad, es decir; a la transmisión o socialización de los contenidos.

2. Usar y manejar las herramientas de las TICs en la web 2.0. Esto nos permite la gestión de nuestro propio aprendizaje y nos ayuda a establecer canales de comunicación que nos permiten capturar, generar y compartir conocimientos y saberes a través del crowdwsourcing y la inteligencia colectiva. Todo ello, contribuye a la alcanzar la excelencia en los cuidados y servicios de salud que prestamos a la sociedad.

3. Aprender en red: se necesitan conocimientos y habilidades para convertirse en moderadores informales (e-moderadores). Esto es; para ser iniciadores y dinamizadores de las conversaciones que se dan en las comunidades de práctica y otros entornos de aprendizaje colaborativo como, por ejemplo, los Personal Work Learning Environment Network (entorno de trabajo personales y en Red), redes sociales, microbloggins, blogs, wikis de la web social 2.0… todos ellos, generadores de conocimientos y saberes que contribuyen a la mejora.

4. Dinamizar y liderar comunidades: se require la capacidad para motivar a los agentes proactivos en materia de salud (prescriptores de contenidos, crosumers, e-pacientes, familiares, cuidadores, comunidades, colectivos, profesionales, organizaciones…) a participar en las conversaciones que se producen y se generan en la web social 2.0. Ello nos permitirá identificar sus necesidades de información y, así, poder adaptar los servicios que prestamos los proveedores de salud a las mismas.

5. Gestionar la información: ser capaces de realizar una gerencia adecuada de la forma más rápida y eficiente de la gran cantidad de información que se encuentra en la web 2.0 discriminando la información útil y relevante. Este proceso debe basarse en:

a) buscar la información, mediante el uso de herramientas de las TIC’s como por ejemplo, motores de búsqueda que indexan contenidos,

b) monitorizar y leer la información que nos llega mediante servicios de alertas y suscripción a contenidos mediante agregadores y lectores de Feed (lectores RSS como Google Reader),

c) guardar la información que consideremos relevante en la nube (cloud computing). Por ejemplo, guardar documentos en formato pdf, fotos, videos, presentaciones en discos duros virtuales mediante aplicaciones o plataformas web como Dropbox o clasificar y etiquetar y guardar URL (bookmarks) mediante la aplicación web y red social Delicious.

6. Interactuar con el hardware (dispositivos móviles como pda´s, smartphones, tablets pc, ordenadores portátiles y netbooks, pc de sobremesa…) y el software (aplicaciones, plataformas y herramientas web, apps,…) como, por ejemplo, programas de gestión clínica o de historias de pacientes, que permiten optimizar los tiempos empleados en la realización de las tareas, consecución de los objetivos, estandarizar y normativizar los procedimientos y cuidados y disminuir los errores.

7. … ¿qué otras competencias digitales añadiríais a la lista?

Anuncios

6 pensamientos en “¿Qué se necesita para ser un híbrido sanitario? Competencias digitales.

  1. Hola!
    Me parece muy interesante el debate. Añadiría otra competencia, que complementa el primer punto de identidad, ligada a temas de privacidad: cómo hacer frente a un nuevo escenario de interacción con los pacientes desde el punto de vista de la confidencialidad de la información y la seguridad del paciente.

  2. de acuerdo con los 6 puntos expuestos, y me añado al comentario de Elena sobre el aspecto de la “confidencialidad de la información”
    saludos

Participa en el debate:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s