El médico híbrido

Ana González Duque, es más conocida en el mundo virtual como la Doctora Jomeini. Esta veterana de la web 2.0 comparte hoy con nosotros sus experiencias como híbrida sanitaria.

Soy una anestesioblasta híbrida. Sí. Así dicho, a bote pronto, suena hasta mal. Pero no. No os equivoquéis. Significa que he encontrado en el 2.0 y en la interrelación virtual una fuente de enriquecimiento para mi profesión. Y eso que soy una analfabeta digital total. Cuando me empiezan a hablar de aplicaciones y programas, digo “ajá”, asiento muy seriamente con la cabeza y desconecto completamente, porque es como si me hablasen en chino. Lo que significa que si yo he podido, cualquiera puede.

Pero ¿cómo convertirse en un médico híbrido? ¿Para qué? La forma más fácil de iniciarse son las redes sociales: Twitter o Facebook. Fundamentalmente, la primera. Siempre he dicho que Facebook es como el patio de vecinas, donde se chismorrea del de al lado. En cambio, Twitter es la plaza del pueblo, donde todo y todos tienen cabida y pueden intervenir en la conversación. En esta conversación sanitaria, en esta plaza del pueblo que es la sanidad, todos – médicos, enfermeros, auxiliares, gestores, periodistas y, sobre todo, pacientes – pueden aportar su granito de arena. Internet abre, de esta forma, una vía de comunicación y colaboración sin precedentes a todos los niveles.

Hace ya meses, me llegó – vía mail – la pregunta de una chica con un síndrome poco frecuente. Para contestarle adecuadamente, revisé mucha bibliografía y consulté a gente especializada en el tema. Luego, decidí resumir las conclusiones en una guía que colgué en el “Chuletario”. Con esta simple consulta on-line, ganamos todos. Ella, porque pude resolver su duda y ponerla al día en los últimos avances en su enfermedad. Yo, porque actualicé mis conocimientos, que, luego, pude aplicar sobre otra paciente de similares características. Y todos aquellos con los que compartí mi esfuerzo, porque disponen on-line de una guía rápida para un momento en el que lo más probable es que no puedan realizar una búsqueda bibliográfica exhaustiva. Es un ejemplo de Sanidad 2.0.

Los humanos somos seres sociales, dentro y fuera de la red. Compartir información y experiencias nos enriquece a todos. Y lo tenemos al alcance de la mano. ¿Es posible que todavía haya gente que se resista a la sanidad híbrida?

Anuncios

Un pensamiento en “El médico híbrido

  1. Hace sólo unos meses que comencé a caminar por éste espacio y me apasiona. He descubierto lo enriquecededor que es y lo que puede ser si fueramos más. Hablo de esto con compañeros, amigos, familiares y engancho a algunos. En poco tiempo usaremos todos las redes sociales y no se entenderá como viviamos antes, como ha pasado con los telefónos móviles.
    Los profesionales de la Salud, tenemos una buenísima oportunidad de promocionar la salud con mensajes claros dirigidos a la población, de compartir con compañeros experiencias e información que mejore nuestra actuación diaria, de recurrir a otros profesionales, de adaptar nuestra actuación a las exigencia de las personas a las que las dirigimos. En definitiva, de mejorar los niveles de salud.

Participa en el debate:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s