La Historia Clínica en los tiempos de la Sanidad Híbrida.

La historia clínica es una herramienta fundamental para la práctica de la medicina. Sin embargo, pese a los intentos de que este documento evolucione y pase a ser única y electrónica, los modelos con los que se trabaja actualmente no dejan de ser reproducciones de su versión en papel.

Fran Sánchez, ex-directivo y actual estudiante inmerso en la preparación del MIR, nos permite reproducir un post que publicó hace un tiempo en su blog en la que describe la que podría ser la historia clínica de la sanidad híbrida.

La entrada original es muy recomendable y nos ofrece un punto de vista de extraordinario interés; se titula: “¿Qué pasaría si Facebook y Amazon crearan una Historia Clínica Electrónica?“.

En ella, Dale Sanders propone una fórmula para calcular el verdadero valor de un programa que me encanta:

Valor total de una aplicación = Valor funcional x Usabilidad

¡Qué gran verdad! ¿En cuántas ocasiones habéis pensado… pero quién ha diseñado esto? Interfaces mal pensados, que no se adaptan al flujo de trabajo, excesivo número de clics y pantallas para hacer las tareas rutinarias… un desastre, vamos.

Sanders imagina una combinación de los conceptos de diseño y usabilidad de dos webs de éxito como son Facebook y Amazon (sí, esas para las que no habéis necesitado un cursillo) dándole una orientación de historia clínica electrónica.

En Facebook ve un perfecto gestor documental longitudinal (similar a una historia clínica), con herramientas de colaboración (interconsultas), mensajería (comunicación con pacientes), citación de eventos (las agendas), una excelente capacidad de integración con un gran número de aplicaciones (como las departamentales de nuestros centros)… ¿no os parecen funciones que tienen nuestras historias clínicas electrónicas? Sanders lo propone como una historia clínica electrónica, pero yo voy más allá, creo que sería una perfecta historia clínica personal (tan de moda hoy día).

En Amazon ve los productos como si fueran pruebas complementarias: podrías ordenarlas, hacer seguimientos, evaluar costes, ver tendencias, lo que hacen otros, ajustar el comportamiento en base a tendencias… ¿veis la similitud con nuestros sistemas de información de radiología y nuestros laboratorios: RISes y LISes?

Pero lo mejor que ha hecho Sanders en su entrada es plasmar de forma gráfica sus ideas. Al ver las imágenes, pensé: “¿Qué podría hacer yo para aportar algo más a su trabajo?” y de paso cumplir esa gran frase de Máñez que dice, más o menos, que los que tenemos un blog escribimos lo que nos gustaría encontrar en Internet y no encontramos. Lo vi claro… traduciré las imágenes para la blogosfera. Así que aquí van.

Imagen en Picasa, disculpen las molestiasRediseñar Facebook
Imagen en Picasa, disculpen las molestiasRediseñando Amazon
Imagen en Picasa, disculpen las molestiasRediseñando Amazon
Imagen en Picasa, disculpen las molestiasRediseñando Amazon

¿Cómo os habéis quedado? ¿Contratamos a Mark Zuckerman o Jeff Bezos para que nos ayuden a rediseñar nuestras historias clínicas? ¿Nos dejamos de reinventar ruedas y nos fijamos en aquellos que han tenido éxito?

A mi esta visión de Sanders me ha gustado especialmente… si a mi me hicieran la pregunta “¿Y si Facebook y Amazon hicieran una historia clínica electrónica?“… respondería: “¡Qué gran idea!“. ¿Qué pensáis vosotr@s?

Fuentes: healthsystemCIO.com y Hospital Digital.

Anuncios

46 pensamientos en “La Historia Clínica en los tiempos de la Sanidad Híbrida.

  1. Hola, siento discrepar contigo en parte. Si Facebook y Amazon hicieran una historia electrónica seguramente no se parecerían a sus productos, ya que cuando se diseña un software tenemos que pensar en el usuario final y como comentas fijarnos en la usabilidad del producto pero enfocandolo en este caso a un profesional clínico, cuyas necesidades están alejadas de Facebook y Amazon.

    En mi caso como arquitecto responsable del diseño de una historia clínica (OsabideGlobal en Osakidetza) hemos tenido éxito porque nos hemos centrado en el paciente y un diseño pensado en los clínicos que es algo que nos olvidábamos a la hora de diseñar una historia clínica y solo nos fijábamos que los procesos y el dato estaban correctos, en este caso le hemos dado mucha importancia al diseño y usabilidad de tal manera que la formación del producto dura 2 horas impartida por un clínico, utilizan la historia clínica de manera natural.

    Un saludo

  2. ¿Y si ingenieros expertos en software y en usabilidad lideraran en las organizaciones la contratación, diseño y supervisión de los proyectos de implementación de historia clínica?
    ¿Y si las organizaciones incorporaran a un profesional de los sistemas de información (un ingeniero me refiero) a sus comités directivos (solo con voz, ni siquiera ha de tener voto)? ¿Y si además escucharan lo que tenemos que decir?
    Entonces, con la mitad del gasto actual tendríamos lo que tiene Facebook o Amazon.
    Mientras en el sistema sanitario los ingenieros informáticos sean tratados como simples administrativos avanzados o chicos/as para todo y no exista una supervisión especialidaza en la contratación de los proyectos informáticos seguiremos teniendo lo que tenemos, que supongo que es lo que merecemos.

    • La HCE de Extremadura ha sido diseñada por ingenieros informáticos, pero recogiendo los requerimeintos de lso profesionales que trabajan a pie de consulta y a pie d e cama, ya sean médicos, enfermeros o trabajadores sociales (aun nos queda la parte del resto de profesionales). Es una historia única, centrada en el paciente en la que la información esta accesible y compartida por todos los profesionales. Es cierto que hay mucho que mejorar y que en apariencia no se parece nada a fecebook, pero que cumple gran parte de las premisas necesarias.
      Repito, esta es la como se han hecho las cosas en mi Región. Un saludo

  3. hola, Òscar no tengo el gusto de conocer vuestro programa para la historia clínica, pero lo cierto es como dice Carmen algunos usamos unas historias electrónicas que no parecen diseñadas por y para el usuario, han ido mejorando pero ….todavía queda camino. Coincido con Carmen en el tema de ingenieros, supervisión y que nos escucharan, sí “escuchar”, compartir…parece que cuesta últimamente
    saludos

    • Hola, cuando diseñamos la historia clínica yo me pase durante un tiempo con los médicos pasando visita en planta, consulta, en el quirófano, en las sesiones… En todos los sitios donde interactuaban lis sanitarios allí estábamos porque sin ver como trabaja un usuario y las necesidades reales de el usuario que va a utilizar la aplicacion lo que diseñes estará alejada de la realidad

      Los informáticos y los sanitarios deben trabajar juntos aportando cada uno el conocimiento que tienen en su campo

  4. Saludos.

    Ante todo quiero agradecer vuestros comentarios.

    Óscar. No te tomes al pie de la letra mi reflexión. Lo único que intento expresar es que hay otra forma de hacer las cosas y pongo de ejemplo a Facebook y Amazon como empresas que están centradas en sus usuarios, en hacerles la vida fácil y, por eso, tienen unos interfaces tan conseguidos. En las historias clínicas no suele ocurrir esto. Estoy absolutamente de acuerdo contigo en que lo importante es el dato y el informe que se lleva el consejero de turno cada mes… las necesidades de los profesionales (que son los que rellenan esos datos) están en un segundo plano… y no digamos ya el necesario feedback de la información que mecanizan… ese ni lo huelen (demencial). Me alegra mucho saber que en vuestro servicio de salud lo estáis haciendo bien y os felicito por ello. Espero poder ver algún día vuestra historia clínica.

    Carmen. Tienes absolutamente toda la razón. Yo también creo que los informáticos estáis maltratados de mala manera en nuestros sistemas sanitarios. El medico-centrismo no es algo que sólo afecte a la Enfermería (por poner el ejemplo más clásico), sino que afecta a todo y eso no es nada bueno para nuestros servicios de salud. Desde mi punto de vista, Informática debería estar en el comité directivo de un hospital/distrito (¡por supuesto!). Y tampoco estoy de acuerdo con que los directores de sistemas de información sean médicos (ocurre demasiado) pues, por muy “frikis” que sean, nunca lo pueden hacer igual de bien que alguien que se ha formado para ello. Es otra de las consecuencias del medico-centrismo, la necesidad de control y de hacerse los imprescindibles donde no lo somos… en su lugar, yo votaría más por una comunicación fluida. Por ejemplo: que el director de sistemas de información (informático) no sólo esté presente en el comité de dirección, sino que tenga una relación muy fluida con los otros directores (en el caso de la parte sanitaria -historia clínica y demás departamentales- con la dirección de enfermería y la médica). Creo que las cosas están cambiando poco a poco y que pronto lo veremos… ¡ojalá!

    Un abrazo enorme.

  5. Sin que suene a corporativismo, pues habla otro informático, las reflexiones de Oscar, son fruto de la experiencia de un gran profesional, de más de 15 años trabajando en Historia Clínica, y eso se nota en el fantástico diseño de OsabideGlobal.

    La Historia Clínica Electrónica de Osakidetza tiene su punto de inflexión, hacia el año 2000, con el proyecto eOsabide, cuando se inicia la unificación de todas las bases de datos, a través de un único código de identificación del paciente en toda la red de centros, tanto de primaria como especializada.
    En paralelo, se construye un frontal de servicios, para implementar todos los procesos asistenciales: desde un ingreso, pasando por la solicitud de una prueba, hasta la firma del informe que se entrega al paciente. Con la filosofía de una arquitectura orientada a servicios: un proceso se implementa en un sólo servicio, con el dato en un sólo sitio, para ser invocado desde múltiples pantallas de usuario.
    Complementado todo ello con dos proyectos estratégicos: la digitalización de la imagen radiológica (PACS), y la gestión de la elaboración de informes utilizando herramientas de reconocimiento de voz.
    Y en los últimos años, de la mano de OsabideGlobal, se está creando el puesto de trabajo de los clínicos. Lo que antes eran múltiples herramientas, más o menos integradas (eOsabide, PCH, InfoRX, Clinic, Infogen), han pasado a ser un único sistema, desde donde se tiene acceso a todos los procesos asistenciales. Tal como nos cuenta Oscar, en el diseño de esta herramienta ha sido fundamental el protagonismo de los profesionales clínicos, con Rafa Sánchez Bernal y Mikel Ogueta al frente, que saben mejor que nadie lo que necesitan, y sobre todo, que al ser participes de su construcción, son sus primeros defensores. Pero casi más que en el diseño, su papel está siendo clave en la puesta en marcha, y en el liderazgo del colectivo clínico.

    Cuando hablamos de usabilidad, y en historia clínica sobre todo, debe estar resuelto la lógica de proceso, la integridad de la información, la interoperabilidad y la seguridad. La unión de todo, facilita la labor a los profesionales y garantiza una calidad en la tarea asistencial (disminuyendo errores).

    Equipos multidisciplinares (incluidos informáticos), y de profesionales comprometidos, son la clave del éxito, para una sanidad híbrida.

    Un abrazo a todos los informáticos, que cuando las cosas funcionan nadie se acuerda de nosotros, pero que cuando algo falla … Ese es nuestro trabajo: conseguir que la tecnología sea un elemento integrador al servicio de la sociedad.

    • Muchas gracias Alfredo, la verdad es que dentro del País Vasco se esta haciendo un gran esfuerzo por la Historia Clínica Electrónica y estoy totalmente de acuerdo que una parte del gran éxito es el equipo multidisciplinar que ha tomado parte de su diseño.

      Una tema por el que siempre “discuto” con algunos profesionales es sobre ” y tiene esto” y “tiene aquello”, muchas veces todo lo que reclaman no lo tienen, es una herramienta con filosofía web 2.0, con una arquitectura de diseño `pensada para ir poniendo ladrillos con las funcionalidades que van demandando los usuarios según lo van utilizando y ven sus carencias.

      Lo importante es que sea un HCE viva y que no sea una aplicación que se pone y no evoluciona, nada mas alejado de la realidad fue pensada para todo lo contrario.

      Detrás de ella hay un gran equipo de trabajo tanto informático, como sanitario al que ya no pertenezco desde hace unos meses por un cambio profesional en mi vida, pero del que estoy orgulloso haber formado parte.

      Y por supuesto me sumo al gran abrazo a los informáticos, una profesión en la que se trabaja mucho y que pocas veces es reconocida.

  6. Seguramente es tarde para que nadie lea este comentario pero no me puedo resistir a saber cómo es la parte referente a cuidados de las diferentes HCE que comentais y si tiene integradas las funcionalidades de dietas, administración de medicación, control de pruebas diagnósticas (y sus preparaciones) y, sobre todo, la emisión de un informe de enfermería al alta según el último RD y su comunicación al dispositivo correspondiente de la continuidad de cuidados.

    Gracias.

    • Hola la HCE que tenemos tiene integrados la parte de dietas, administraciones de medicación, control de pruebas y sobre el informe de alta de enfermería están trabajando en el diseño junto a los cuidados. Esto ultimo esta siendo definido por un grupo de enfermería para la inclusión en la HCE

      Espero haberte respondido

    • En lo que corresponde a Enfermería, y hablo desde el profundo conocimiento de las herramientas Zaineri de Euskadi, e Irati de Navarra, son soluciones orientadas al registro, y poco pensadas para facilitar el trabajo de enfermería. Sin embargo, la gran disciplina del colectivo de enfermería, permitía garantizar que los cuidados se registraban y que se generaba el evolutivo. La nueva HCE es una herramienta de apoyo a la enfermera con las siguientes características:
      – la adquisición automática de las constantes de enfermería, para eliminar la “sabana”, referida al papel donde se rellenaban las constantes.
      – la integración con farmacia.
      – utilización de estándares (NANDA, NOC y NIC).
      – movilidad, para la atención a pie de cama.
      Además se está preparando para el futuro inmediato, y que sea capaz de asumir las competencias avanzadas de enfermería con los nuevos roles (gestora del caso), en torno a la estrategia de cronicidad.

  7. Hola:
    Muy interesante el debate que por otra parte es una pena que no se haya producido antes en nuestro sistema de salud entre todos los protagonistas implicados.Cuando empezó la informatización en primaria en el País Vasco hicimos una primera aproximación a las expectivas de los MF http://www.elsevier.es/en/node/2003623. Muchos de los interrogantes que planteamos ¡hace 10 años! siguen vigentes y sin respuesta. Os recomiendo tb la última entrada del blog y comentarios del blog de Rafa Bravo sobre este tema.
    No conozco Osabide global y opinaré cuando lo use pero me gustaría poder usarlo como una herramienta que me sirva también como herramienta de investigación clínica (sin dejarme la piel en el intento como ahora) y no estaría demás que permitiera la implementación de GPC.
    El tema de los informáticos y los sistemas sanitarios puede dar para otro debate interesante.Pero eso casi para otro día.
    Rafa Rotaeche
    Cs Alza (Osakidetza)

    • Los informáticos que trabajamos ya muchos años con sanitarios, que conocemos a fondo las aplicaciones y vemos lo que os han vendido, porque es realmente duro trabajar con esos sistemas, no ganamos nada con que tengáis aplicaciones mejores o peores. Solo nos mueve el ánimo de ayudar, pero por supuesto sólo a quién quiera ser ayudado.
      Está claro que hace 10 años ya teníais muy claro y muy bien diseñados todos los interrogantes a resolver. Pones de manifiesto que informáticamente no habéis podido resolverlos en estos 10 años. En fin, daría para un debate interesante saber qué ha pasado. ¿A lo mejor os dejásteis fuera del debate a algún otro protagonista? Pero eso casi para otro día, quizás dentro de otros 10 años.

      • Bueno,no quiero extender el debate pero sólo aclaro algunos conceptos para situar el tema.Yo soy un MF que hago asistencia a diario.Me gusta involucrarme en proyectos de investigación sobre mi trabajo y la informatización de la AP fue uno de ellos. Nuestros resultados se enviaron a dirección de asistencia sanitaria de Osakidetza.Los interrogantes que planteamos (al menos la mayoría de ellos) no los tienen que resolver los informáticos sino los responsables de asistencia sanitaria.
        En la actualidad nos pasa algo parecido ante la ausencia de directrices por parte
        de la asistencia sanitaria sobre el acceso a internet. La subdirección de informática decide que páginas puede visitarse.No podemos acceder a Twitter, ni a Facebook, ni a muchos blogs,ni a Gmail,ni Dropbox,etc,etc .Eso sí mi empresa tiene múltiples cuentas en Facebbok y Twitter (¡faltaría más!, con lo “modernos” que somos) a las que no puedo acceder desde el ordenador del trabajo pese a las múltiples promesas de que eso cambiaría mañana.
        Un saludo
        Rafa Rotaeche
        Cs.Alza (Osakidetza)

  8. Nuevamente nos encontramos ante el debate -“Yutú” en la consulta- (http://osarean.blog.euskadi.net/?p=294), y las estimaciones temporales, que yo mismo difundí, no se han cumplido. Cosa que debo reconocer y pedir disculpas a aquellos que confiaron en lo que dije.

    Sin embargo, y con perspectiva, el restringir el acceso en Internet, no significa que la estrategia de Osakidetza sea anular el trabajo colaborativo. Todo lo contrario, pero es necesario utilizar plataformas corporativas. Ahí tenemos plataformas como Ezagutza y Hobe4+ (https://hibridosanitario.wordpress.com/2011/10/27/ezagutza-un-paseo-por-la-nube-de-la-comarca-bilbao/).
    A nivel de Gobierno existen múltiples comunidades de práctica (http://pip.blog.euskadi.net/?p=1565). En Sanidad conozco Aretoa una red social para los integrantes de los 14 proyectos estratégicos de la consejería. Y otras muchas que existirán.

    Por tanto, hay una apuesta por la producción de conocimiento, y entornos de trabajo colaborativo, pero desde una gestión corporativa. Y además de eso, los profesionales tenéis una actividad riquísima en la red, a título personal, con iniciativas como en la que nos encontramos, con total libertad.

    De todos modos, no caigamos en un debate local. Esto sobrepasa fronteras y afortunadamente Iñaki y Raquel han conseguido reunir entorno a su iniciativa, profesionales de diversas disciplinas y de múltiples comunidades, con un alto nivel. Todos estos comentarios cuelgan de un artículo de Fran Sánchez. Lo que al menos para mi es un privilegio.

  9. Tampoco yo quiero extender el debate. Pero me gustaría comentar algo más, porque creo que al final nuestras posturas son bastante convergentes. Yo veo varios problemas, y hasta que no se resuelvan, el debate se continuará indefinidamente:
    – la historia clínica digital está pensada para las necesidades de información de la organización y no para las necesidades de la asistencia sanitaria cotidiana. Y cualquier tema de investigación, al menos desde el punto de vista cuantitativo, se convierte en una misión imposible.
    – los proyectos se han liderado desde Subdirecciones de Informática donde no había ningún especialista ni en informática, ni en usabilidad, ni en gestión y validación de proyectos. Y desde estás y otras subdirecciones no se ha tenido en cuenta a los que iban a ser los usuarios de las aplicaciones.
    – los sistemas que se han implantado no han llevado pareja una inversión suficiente en infraestructuras o un dimensionamiento adecuado de las existentes, con lo que un acceso sin restricciones a internet supondría un colapso de la historia digital.

    Saludos,
    Carmen Gomez.
    Informatica de Atencion Primaria (Andalucía)

  10. Me encanta el debate generado… estoy aprendiendo mucho.

    Me ha gustado el comentario de Óscar sobre que los sistemas son “como ladrillos”: estructuras vivas sobre las que se van añadiendo funcionalidades a medida que van haciendo falta.
    Estoy totalmente de acuerdo con esto. Para ello, una cosa que tiene que estar absolutamente clara es la estructura de datos, que debe estar lo suficientemente bien hecha como para que se pueda adaptar a cambios y necesidades futuras.
    Una vez que este “diccionario de datos” está listo… ¿qué más necesitamos? Hasta que la Historia Clínica “oficial” llegue a la necesidad puntual de algún grupo de profesionales (es lógico que no se pueda hacer todo a la vez), se pueden permitir desarrollos locales SIEMPRE QUE SEAN COHERENTES con la estructura de datos. Se puede montar un formulario básico que “ataque” a la base de datos corporativa, asegurando la correcta identificación de la información para cada paciente.
    Cuando la Historia Clínica “oficial” llegue, ya tendrá datos, pues se han ido introduciendo con el desarrollo local temporal y así la implantación será más sencilla.
    En demasiadas ocasiones he oído: “Espera, que eso lo va a cubrir la HCE “oficial”” y los profesionales se quedan esperando. Al final, ¿qué ocurre? Pues que o desarrollan algo como pueden (un Excel o un Access) o pagan a alguien para que lo haga. De esta forma, esta aplicación departamental raras veces se integrará adecuadamente con la “base de datos corporativa”.
    En este sentido, debemos ser un poco más abiertos y flexibles ante las necesidades locales. No podemos pretender que una única aplicación cubra bien todas las necesidades… y tampoco creo que debamos luchar contra ello, sólo debemos asegurar unos datos mínimos centralizados. El resto, que haga lo que necesite, repito, cumpliendo con la lógica de datos corporativa.

    En segundo lugar, estoy muy de acuerdo con el último comentario de Carmen. Sobre todo en la parte de que los sistemas de información se han diseñado para que los consejeros de turno tengan sus datos. Cuando un profesional quiere tener acceso a su propia información (a la que él ha introducido) todos son pegas. Recordando mis tiempos en la consulta, resultaba paradójico que yo no pudiera obtener un listado con mis pacientes diabéticos a los que no he visitado en el último año (por poner un ejemplo rápido)… una consulta extremadamente sencilla teniendo acceso a los datos. El único que tiene acceso a esa información (el/la consejero/a) no la necesita y, probablemente, no le importa tampoco. ¿Se puede entender esto? ¿Cómo pretendemos que nuestros profesionales usen la aplicación sin sentirse “mecanizadores de datos”?

    Eso debe cambiar…

    • Bueno, no queria ser el centro del debate con la historia Clínica y sobre todo parecer que se esta haciendo la mejor HCE, ni mucho menos es así, seguro que tenemos muchísimos fallos y cosas que estamos planteando mal.

      En efecto Fran, una gran problemática de la HCE es esas bases de datos locales que se crean los profesionales sanitarios y que tienen una gran cantidad de conocimiento, para ello dentro del diseño lo tuvimos en cuenta y creamos un diccionario de datos que denominamos RIC (Repositorio de informacion Clinica). Nos dimos cuenta que cada área, servicio, grupo de profesionales tenían una problemática en cuanto a que datos guardar y como, pero que a la vez estos datos eran un flujo de comunicación de esta información entre ellos. Para ello decidimos que los datos son del paciente y no de la organización y que todo gira en torno al paciente.
      Aplicando este principio en la HCE existe un “diccionario de datos” imaginemos por ejemplo el dato peso del paciente que se pueden ir creando dinamicamente a través de la aplicación. El siguiente paso fue construir una especie de “access” dentro de l aplicación donde los usuarios construyen formularios con un diseñador estilo access (que sea facil de manejar) a partir del “diccionario de datos” que han definido de manera que cada servicio, grupo de profesionales construyen los formularios necesarios para su proceso pero el dato es del paciente y a que me refiero con esto?
      Imaginemos que el dato peso que hemos definido se ha utilizado en dos formularios uno para el endocrino y otro para el cardiologo y que cada vez que va el paciente a consulta de cada uno de ellos le pesan cada vez que el cardiologo o endocrino consulta su formulario personalizado van a ver el ultimo dato del peso sea quien sea quien lo haya introducido pudiendo ver un historial del dato con los valores , quien lo introdujo, con que fecha, gráficas de evolución, filtrando por solo los de su formulario…
      Estos formularios pueden ser escalas como las de Barthel, ACT… la idea es quitar esas bases de datos locales y centralizarlas ademas de mas adelante disponer de un sistema de búsqueda potente.
      Por ahora se esta pilotando con una serie de formularios como el pie diabetico e Ictus y una vez este validado extenderlo.

      Con respecto al tema de recordatorios, lo difícil no es hacerlo técnicamente, que tiene su dificultades, sino poner las reglas adecuadas para que no sature y de la información precisa. Si bombardeamos de información a un usuario este creara un rechazo a la herramienta

      Con respecto a la pregunta de Rafa Roteche, si tiene implementación de las guías de practica clínica, aunque de momento por hospital sin llegar a una centralización, no es la implementación que a mi mas me gusta pero a la hora de construir la aplicación utilizamos Scrum (pequeña palabreja técnica) que no voy a explicar aquí lo que es, pero resumiendo mucho mucho es ir haciendo cosas a pequeños pasos sin esperar a tener el resultado ideal pero sabiendo a que resultado queremos llegar. De esta manera el usuario va utilizando las cosas a medida que se van construyendo y mejorandolas llegando al final a un resultado mucho mejor que el inicialmente definido.

      Me parece que me he extendido mucho, pido disculpas si he aburrido mucho

  11. Óscar, definitivamente quiero ver lo que tenéis montado allí… lo que has explicado del diccionario de datos y el generador de formularios me parece impresionante: justo lo que creo que es necesario, la verdad.

    Cuando termine el MIR tendré que pensar en una visita por allí… ¿algún congreso? ;)

    Gracias.

    • Fran, encantado de enseñarte la HCE, pero como digo siempre en vez de enseñarla un informático la aplicación debe enseñarla quien la utiliza, en este caso un profesional sanitario.

      En el caso de la HCE en los congresos siempre la ha presentado el Dr Rafael Sanchez Bernal o el Dr Mikel Oguetalana que son los sanitarios que han puesto su conocimiento y entusiasmo en la creación de la HCE yo solo he puesto el conocimiento técnico.

      • Oscar, creo que puede ser muy interesante que comentes el potencial del evolutivo médico (todos los profesionales escriben sobre el mismo evolutivo), la facilidad de interconsultas, y la excelente integración con farmacia que está eliminando considerablemente los errores de prescripción.

        Os paso un enlace de presentación de Osabide Global, para que le sirva a Fran mientras estudia su MIR. Igual Oscar nos puede dar otras referencias en la red:
        http://www.irekia.euskadi.net/es/web_tv/2172

      • Un pequeño comentario evolutivo para la aplicación: identificación por un método alternativo al clásico “usuario/contraseña”, ¿no? Evitar tener que usar el teclado. Algo tipo tarjeta con RFID o huella digital sería genial ;)

        Saludos.

    • Fran, te recuerdo que en junio vendrás a Blbao al congreso semFYC, si entonces sigues interesado, te prometo una vuelta por uno de los hospitales (Osabide Global está de momento solo en algunos hospitales hasta donde yo conozco), el del Bidasoa, que la está pilotando y los usuarios te podran contar su experiencia

      • Alfredo, me ha encantado el vídeo… el interfaz me parece simplemente impresionante. Me gusta mucho el sistema de codificación inteligente, el evolutivo del paciente y la visualización gráfica de la historia del paciente muy novedosa.

        No hace más que aumentar mis ganas de ver la aplicación.

        Idoia, ya tengo apuntado en la agenda pedirle al que sea mi nuev@ jefe/a de servicio los días para ir al congreso ;)… dalo por hecho, será un honor para mi y un placer poder aprovechar para echar un vistazo a una HCE tan interesante. Te tomo la palabra.

        Muchísimas gracias a todos por un debate tan interesante.

        Un fuerte abrazo.

  12. En el principio era el papel. Y en el papel se escribía lo que te decían,los que hacías, lo que pedías. Y esto generaba hojas y hojas, que se grapaban, y en las que era casi imposible a partir de la tercera encontrar algo anterior, si no era releyendo todo.
    Y muchas veces no se escribía lo que se hacía, sino que solo se anotaba. Cefalea > Neurólogo. Y en la hoja de interconsulta, que en muchas ocasiones no retornaba físicamente se apuntaba lo que nos contaba el paciente.
    Y cuando el paciente volvía, muchas veces se dirigía directamente a la enfermera para que le hiciese las recetas que le había prescrito el especialista, del hospital.
    Y cuando nos pasaba la firma, preguntábamos que era y nos decía.. se lo ha mandado el especialista..
    Y si era el paciente el que estaba delante de nosotros y le preguntábamos que le habían hecho nos decía… me ha visto, me ha hecho un tac y todo, y me ha mirado muy bien, y me ha mandado esto…, receta,.. ¿no se lo ha enviado…?
    Pues no, no lo había enviado.
    Con la HCE correcta y completamente instalada, en el centro del sistema está el paciente y su HCE. Y todos, especialistas del hospital y de primaria podemos acceder a lo que al paciente le han hecho, mirando en su HCE que es común.
    Y solo tendríamos que navegar por su “Blog personal”, para ver todo y poder anotar al final nuestra opinión y apreciación en modo texto.
    Porque todos los datos analíticos, exploraciones, están registradas informáticamente desde el momento que se generaron.
    Eso no lo tenemos.
    Yo puedo asegurar que con mi HCE, y haciendo la HCE de mis pacientes, porque todavía no tengo acceso a toda la información del paciente (solo análisis, y pruebas radiológicas), y registrando toda la información que recibo, puedo decir que tras seis años, puedo navegar con el ratón y ver todo lo que yo he metido.
    Lo que pido es que se meta solo. Como quiera que en 19 años de HCE esto no ha sido así, si no lo hago yo, no lo hace nadie.
    Tengo la ilusión de que esto se hará solo. Desde luego estamos en un punto de no vuelta atrás, al menos eso espero.
    Es impensable a un médico recién acabado que rellene papeles de interconsulta, recetas, bajas a mano.
    Pero desde luego, lo que a veces leo es solo pegas a todo lo nuevo, precisamente por lo que más nos interesa todo lo nuevo.
    Porque a los que no les interesa nada, no saben ni lo que es la sanidad híbrida, ni el hospital líquido, ni la e-receta, ni la medina 2.0, ni nada.
    Y de esos hay muchos. Los más.
    Un saludo

  13. Soy usuaria “clínica” de -OsabideGlobal-.

    En primer lugar tengo que felicitar a los informáticos y a los clínicos que han participado en su desarrollo, es mucho más intuitiva, práctica y fácil de utilizar que las herramientas informáticas que hemos tenido hasta ahora.
    Me la enseñaron a utilizar hace 1 mes y en 1 hora y actualmente en consulta la utilizo en al menos el 95% de los pacientes con claras ventajas sobre la historia tradicional.

    Pero, voy a mencionar algunos aspectos que son mas de su puesta en marcha, (justificados por múltiples factores, que probablemente no llego ni a imaginar), que dependientes de la propia herramienta:
    No hay una fecha para la retirada de las historias en papel, por lo que los que la utilizamos debemos imprimir todo lo que escribimos o pruebas e incorporarlo a la historia en papel.
    Seguimos necesitando la historia en papel ya que no sabemos quien la utiliza y quien no (nosotros dejamos rastro en la de papel, pero en la informática no queda señal de los que no la utilizan). Tampoco esta definida la fecha del cambio o mutación.
    Seguimos haciendo las recetas y petición de analísis/rayos/interconsultas …. a mano.
    Formación presencial de 1 hora (menos mal que somos “listillos y autodidactas”).
    Las dudas por teléfono a compañeros mientras trabajan (mucho interés pero baja disponibilidad).
    Sí queremos proponer mejoras, la vía es decírselo a una compañera, que cada cierto tiempo se junta en Vitoria presencialmente o llama y después te avisa,…… (no sería posible un correo o un espacio de trabajo tipo blog/wiki donde podamos leer dudas, respuestas frecuentes,……).

    Es un ejemplo de este mundo sanitario evolutivo “híbrido” o podríamos llamarlo “anfibio”, donde lo tradicional y lo tecnológico convive (Yo me siento como “pez fuera del agua”). Estoy segura de que llegaremos a volar (y espero verlo!! …… aunque sea desde tierra…jajajaja).

    Saludos a todos y muy interesante.

    • Nkn, primero darte las gracias, no se de que hospital eres, ten en cuenta que para quitar el papel todos los servicios y médicos deben de utilizar la aplicación por lo que depende mas de la extensión en el hospital que se hace por fases. Me extraña lo de las peticiones de rx,laboratorio e interconsultas porque son funcionalidades totalmente implementadas. Por ejemplo en Txagorritxu que se utiliza casi al 100% queda muy poquito para quitar la carpeta de visita a la enfermería pero la dirección y profesionales deben de estar implicados ya que siempre hay “rebeldes”.

      Estoy de acuerdo contigo que el método de proponer mejoras no es el mejor, a mi me gustaría utilizar un servicio como http://www.uservoice.com en el que los profesionales votasen las nuevas funcionalidades a implementar y que todo el mundo supiese lo mas votado y lo que se va a implementar.

    • Parece que hablamos de mundos distintos, de HCE distintas, de conceptos distintos.
      No entiendo lo de usar el papel simultáneamente con la HCE.
      Cuando a mi el día 1 de Octubre de 2005, me pusieron una HCE, a partir de ese día comencé a registrar todo en el ordenador, hacer las peticiones.
      Y la historia de papel quedó para consultar, o para archivar los informes de papel recibidos que se transcribían en mayor o menor medida en la HCE.
      Y las cosas antiguas, que eran importantes se puede crear el proceso, y hacer una pequeña historia.
      La HCE debe ser la intranet donde nos movamos los usuarios, y apuntemos o se registran los datos digitales que la atención al paciente va creando día a día, para luego navegar en esa historia y tomar deducciones.
      Conozco a gente que 15 años después de tener una HCE siguen usando la historia de papel, y la primera la usan para poco más que automatizar los partes de confirmación y las recetas.
      Para eso, no es necesario ordenador.

    • Nekane acaba de tocar un punto clave en la puesta en marcha de cualquier sistema. Sea o no sea una herramienta informática. Es el despliegue, que va íntimamente ligado a la gestión del cambio.
      La gestión del cambio es el fondo de la innovación. Su éxito es proporcional a la implicación de la organización. Podemos apoyarnos en consultores externos, pero el liderazgo es de la organización. Las complicaciones que aquí se plantean no es propio de la HCE, va asociado a la transformaciones organizativas y de procedimiento.

  14. Totalmente de acuerdo, el punto débil de la implementación de la HCE no es la propia herramienta (aunque pueda ser mejorable), sino que depende de muchos otros factores (deficiencias físico estructurales y materiales, modelo organizativo -1.0, formación, concienciación, prioridades,….).

    Espero que no sea literal la frase: … “para quitar el papel TODOS los servicios y médicos deben de utilizar la aplicación…”. Los penalizados somos los que comenzamos a utilizarla y creo que se debe potenciar su uso estableciendo tiempos y evaluando la “calidad” de su utilización.

    La Evolución se produjo gracias a que la gacela que menos corría era comida por el león. En nuestro medio, la gacela que más corre y saca la cabeza….. tiene riesgo de que se la corten …..jajajajja.

    Saludos

    • Hola Nekane,, por dios la frase no es literal jajaja, solo indico que gran parte de los profesionales deben de utilizarla sino la mezcla entre papel y hce se hace inmanejable para el profesional.

      Por cierto ya veo que has escuchado a Rafael Sanchez Bernal jajaja

  15. Pingback: La bitácora de Fran Sánchez Laguna » ¿Se están invirtiendo mal los recursos públicos con tal de ser “modelnos pseudo 2.0″?

  16. Tras el extraordinario debate sobre la HCE, es planteable una HCE abierta al paciente, en la que el paciente participe y sea responsable de su enfermedad?
    Me imagino y sueño con una HCE donde yo mismo complete mis síntomas y forme parte del proceso de cita. En la que el informe de alta se almacene en mi buzón sanitario.
    Podrá la ciudadanía vasca acceder a OsabideGlobal?

    • ¡Eso sería lo ideal, Alfredo!

      Pero creo que aún queda mucho para ello. En primer lugar… ¡si todavía no nos comunicamos bien entre profesionales! ¿Cómo vamos a esperar que los ciudadanos se comuniquen con nosotros? A través de la HCE, me refiero.

      En ocasiones, me da la sensación que la HCE no ha hecho más que acentuar errores previos, como dice Marciano con el excelente ejemplo de las ambulancias (en las versiones electrónicas que he podido ver, pasa lo mismo… un montón de campos que antes no se rellenaban, ahora son obligatorios).

      ¿Por qué digo esto? Veréis. Se supone que la HCE debe ser una, ¿no? Pues me da la sensación que se usa, en ocasiones, para separar más aún las clásicas distancias/rencillas profesionales (llámalas como quieras). Por ejemplo: existe una historia de Primaria y otra de Especializada (que bien podrían llamar ya Hospitalaria, porque los MdF somos especialistas también). En ocasiones, son entornos completamente diferentes que, con suerte, comparten cierta información. Parece que los especialistas hospitalarios manejan una información a la que no pueden acceder los especialistas de Primaria, ¿por qué?
      Si seguimos avanzando, existe la historia de enfermería separada de la médica. Incluso hay módulos aparte. Aunque quisiera, a un médico no se le da acceso a toda la información que recoge un enfermero ni viceversa. ¿Tiene sentido?

      Necesitamos abrirnos más de mente y dejarnos de tanta tontería antes de seguir avanzando… ¿o es que el ciudadano tendrá que escribir en un sitio u otro dependiendo de con qué profesional se quiera comunicar? ¡No verdad!

      • Hola Fran, aquí por lo menos se están rompiendo las barreras sobre la distinción entre la hce del medico de familia y medico especialista, cada vez están mas enlazadas y compartiendo datos, información y transmitiéndose mensajes, no voy a engañar a nadie si digo que la implementación de estos procesos esta siendo costosa y su definición delicada, pero estamos dando pasos poco a poco.
        Por cierto aqui la historia de enfermería esta dentro de la historia clínica no esta ni mucho menos separada, todos los datos del paciente se comparten, son datos del paciente, ni del medico ni de la enfermera y todos los profesionales que tienen actuan sobre el paciente tienen que tener todo el conocimiento para realizar correctamente su trabajo, tiene que acabar ya ese clasismo entre profesionales sanitarios y verse ya como un equipo. Menos mal que esto esta cambiando

        Sobre si el paciente puede acceder a la historia clínica electrónica, puede y debe y tenemos que poner los medios necesarios, por supuesto no toda la historia ya que hay muchas apreciaciones subjetivas dentro de ella que al paciente no le aportan nada, pero si sus informes de todo tipo, historial farmacoterapuetico, calendario vacunal…. Sobre a la pregunta de Alfredo si la ciudadanía podrá acceder a OsabideGlobal, no puedo responder a la pregunta por confidencialidad ¿?

  17. Me parece muy interesante este foro. Dos cuestiones me gustaría plantear:
    Este tipo de herramientas, sin que todavía dieran todo el potencial posible las previas surgen por interés del clínico, por interés de la administración o por intereses da las empresas informáticas.
    En cuanto a determinadas aplicaciones como son Radiología, Laboratorio o Prescripción electrónica de verdad os parecen herramientas propias del siglo actual. Generalmente poco intuitivas y más pensadas por el proveedor que por el consumidor. Os acordáis de aquellos volantes de ambulancia que nunca rellenábamos las casillas porque en realidad no hacían falta. Pues me parece que hemos vuelto a lo mismo pero en versión informática.
    A mi juicio es una pena porque donde antes éramos pioneros ahora no lo somos.

    • ¡No sabes cuánta razón tienes!
      ¿Sabes lo que pasa? Que al informático que lo desarrolla sólo le dan un volante antiguo de ambulancias y le dicen: “Ahí tienes, lo quiero para ayer”.
      Se supondría que sería trabajo del grupo funcional corregir eso. Es más, su trabajo sería colaborar con el informático para transmitirle la experiencia y buscar la mejor forma de llevarlo a la petición o HC electrónica.
      ¿Qué ocurre? Que hay dos tipos de personas en los grupos funcionales:
      – Las que pasan de todo (o peor, no tienen ni idea pero son amigos del que monta los grupos funcionales) y se toman las reuniones como una excusa para librar del trabajo. Suena fuerte, pero los conozco, creedme.
      – Las que se lo toman en serio y tienen algo que aportar. Lo malo es que, en demasiadas ocasiones, no son escuchadas… e incluso son apartadas de los grupos.

      Sin que cambie eso… ¿qué esperamos?

      • Fran, efectivamente hay mucho camino por recorrer pero es importante crear cultura del cambio. Lo que antes podían ser iniciativas aisladas empiezan a convertirse en estrategias y planes.
        Las nuevas generaciones viven las tecnologías como una experiencia cotidiana y les parece más cercano un tablet que un papel.
        http://alt1040.com/2011/10/bebe-ipad-revista-video
        No nos queda más remedio que recorrer ese camino.

        Un ejemplo práctico de esta interacción directa del ciudadano con la HCE es el Programa Practica Vida Saluble (PVS). La Unidad de Investigación de Atención Primaria de Bizkaia (Dr. Gontzal Grandes) ha puesto en marcha un proyecto de investigación para la promoción de hábitos de vida saludable: consta de un módulo de adhesión que consiste en un formulario en internet sobre sus hábitos de vida. Actualmente este formulario se está implementando, con lo cual se hace, directamente, captando pacientes que acuden al centro. Los resultados de ese formulario pasan a formar parte de la HCE (primaria). De tal manera que la próxima vez que el paciente acude a su centro de salud, en la HCE le aparece una marca y le avisa que ese paciente está incluido en el Programa PVS y puede prescribirle prácticas saludables. La ventaja es que ese paciente, al inscribirse, asume la responsabilidad de que quiere modificar sus hábitos.
        Además esos pacientes tienen un seguimiento a través de llamadas telefónicas, en varias fases, para evaluar los resultados y comprobar que el programa modifica los hábitos de vida y mejora la salud.

        Que me disculpen los profesionales sanitarios por si la descripción no es exacta desde un punto de vista clínico, pero el objetivo es transmitir las ventajas de que la ciudadanía a través de internet, contacta con su médico y le aporta información.

  18. Pingback: La bitácora de Fran Sánchez Laguna » Vídeo de la historia clínica electrónica vasca

  19. Pingback: Mi TL en Sanidad Híbrida #hibridsanit « alfrealday

  20. Hola, me presento;
    Soy enfermero y tengo mi plaza en un centro de salud. Mi herramienta e trabajo es Osabide-AP que aunque un poco “viejito” cumple con las necesidades que se plantean en una consulta tanto en el registro como en la viualización de la información. Siempre he sido un defensor de este programa, aunque veo que tambien tiene sus carencias y en lo que a enfermería se refiere está bastante “desangelado”, ya que el módulo del Plan de cuidados es farragoso y por tanto poco utilizable. Lo que si se echa en falta es un módulo de extracción de datos que fuera posible utilizarlo por los profesionales. Como apunta Rafa obtener los datos de un cupo de pacientes de una detrminada patología es practicamente imposible y lo que a algunos nos gusta, basta que introducimos la información sería ver los resultados, analizarlos con el fin de mejorar la atención.
    Tal como dice Oscar lo importante es la correcta definición de los datos y el tener un ““diccionario de datos” es fundmental. En Osabide-AP se hizo así, llamándose DBPs pudiéndo agruparse en formularios, lo que da una potencia tremenda al programa a la hora de hacer extracciones de datos para investigaciones, así como para poder crear alertas (PAPs).
    He estado en alguna presentación de Osabide Global y la verdad es que parece muy intuitivo con accesos rápidos a viualizar los resultados de pruebas, radiologías etc. Es un gran trabajo aunque supongo que para cuando lo veamos en Primaria pasará tiempo, ya que por lo que he visto, de momento solo tiene el Texto libre (evolutivo, muy bonito, por cierto) y hasta que se incluyan los DBPs, formularios etc, si queremos que los datos sean los mismos, e interaccionen con avisos, PAPs y alertas habrá que esperar. De todas formas creo que l camino es éste
    Un saludo
    Gaizka.

  21. Pingback: La Historia Clínica Electrónica y el nuevo Timeline de Facebook | alfrealday

  22. Global Clinic de Osakidetza como HCE; lento…..muy lento ¡imposible de usar en consultas, y en planta de hospitalización justito. No tiene implementado rayos…., ni por el forro tiene guías asociadas.
    No se pueden explotar los datos, ya que la mayor parte se recoge como texto libre (o sea… que es como si usáramos papel) no explotable automáticamente.
    Entiendo que Oscar quiera publicitarlo, si el la ha creado, pero antes de venderlo tanto…, ¡terminar el producto dignamente, que nos hacéis perder el tiempo!, ¿Cuantos profesionales lo usan diariamente?, yo te lo digo… pocos.
    De omento, un fracaso.

Participa en el debate:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s