De cómo nació un blog sobre las Unidades de Gestión Clínica

Los profesionales híbridos saben que las redes sociales permiten que el abanico de posibilidades para realizar su labor profesional y sus proyectos se enriquezca. Mª Jesús Montero, consejera de salud de la Junta de Andalucía, nos habla de su apuesta por abrir nuevos canales de comunicación y participación y de trabajo colaborativo  a través de experiencias concretas

Hay ocasiones en las que, si llegamos a ciertos puntos no es sólo fruto de la casualidad o de la sucesión de acontecimientos sino porque el trabajo previo y la madurez de los interlocutores hace que se den las circunstancias especiales para que derive donde finalmente derivó. Toda esta reflexión viene porque me han pedido que cuente cómo nació el blog de Unidades de Gestión Clínica de Andalucía, un foro abierto donde sometimos a debate público el texto del decreto que habíamos elaborado para dar respaldo normativo a este modelo de descentralización en el que todos creemos, y creo que no puede entenderse el por qué de esa reacción sin tener en cuenta ciertas variables.

Porque es verdad que aquello fue un impulso, en cierta manera, pero no deja de ser menos cierto que veníamos dándole vueltas a mejorar la participación ciudadana y profesional con herramientas que están ya al alcance de todos y, quizás por eso, esa consecución de acontecimientos llegó hasta donde llegó.

Hacía tiempo que observaba, en la medida de las posibilidades, que tampoco son muchas, lo que acontecía en los blogs y en twitter. Quiero estar porque disfruto, porque todos somos parte de un todo, cada uno en su función y en su papel. Con las opiniones que iba recolectando en unos y otros, con la información que recibía en estas esferas, me hacía una idea de muchas realidades que, en ocasiones, me usurpan por ocupar el cargo que ocupo, de tal manera que escuchar es una vía que se me antoja única para conocer mejor el sistema y a los profesionales, para superar el gap que en ocasiones nos separa del día a día de nuestros centros y de otros centros.

Entré en el blog de Rosa María porque me siento uno más de los que allí hablaba y me lancé. Titubeé, como siempre me ocurría, en si debía participar, por mi función, pero es que tenía cosas que contar y quería que me dijeran cómo las veían. ¿Fue casualidad? Igual sí o igual es que tenía el bañador puesto, el gorro calado y los manguitos en su sitio y sólo necesitaba el empujoncito para saltar.

A partir de ahí, sí que se sucedieron los hechos porque habíamos planteado la posibilidad de exponer el texto del Decreto de Unidades de Gestión Clínica al escrutinio y aportaciones de todo a través de un blog, tal y como habíamos hecho ya con el Anteproyecto de Ley de Salud Pública, pero no en los plazos y con la premura con la que finalmente lo hicimos. Teníamos la necesidad de dialogar, trascendiendo la interlocución formal o los espacios visitados. Se trata de aprovechar cualquier instrumento que nos permita interactuar, explicarnos, escuchar. Hemos de estar donde están nuestros profesionales, donde está la ciudadanía

En apenas dos días, y gracias al trabajo de Rosa Andrade, tuvimos un blog (con una plantilla gratuita de wordpress, en principio) disponible para todos, con el texto del decreto, que recibió 39.000 visitas y 650 comentarios, algunos acertados y constructivos y otros, no tanto. Un blog que hemos migrado a http://www.ugcandalucia.es/ y que continúa siendo para nosotros una fuente de conocimiento y de comunicación con los profesionales, un foro donde poner en común inquietudes sobre la gestión clínica, donde debatir temas, donde seguir avanzando en la construcción de este nuevo modelo en el que queremos.

No todos los actores sociales entendieron bien este nuevo modelo de comunicación, y tiene su lógica. En la medida en que nosotros cambiamos, los que se mueven en nuestro entorno también tienen que hacerlo, y esos movimientos producen cierto vértigo. Iremos caminando juntos. Cuantos mas seamos, mas rápidamente avanzaremos y desaparecerán las incertidumbres de quienes no lo terminan de ver. Nos ponemos en camino y tanta ilusión supone prepararlo y recorrerlo como llegar. Por ahora la experiencia es fascinante.

Hay que ser valientes, exponerse, dejarse impregnar. Los proyectos importantes no entienden de timidez, entienden de riesgos; pero ni siquiera en eso corremos riesgo, si de lo que estamos hablando es de cómo proyectamos la organización para descentralizar, para acercar la toma de decisiones ¿cómo no preguntarles a los protagonistas para acertar? Por tanto, no era un riesgo, era una garantía. Confío, como nadie imagina, en los profesionales. Y no lo hago sólo por convicción sino desde la experiencia que tengo de haber transformado parte de nuestras realidades con ellos. Con nosotros. Me siento parte de ellos. Lo que sé, lo aprendí de ellos.

María Jesús Montero Cuadrado
Consejera de Salud de la Junta de Andalucía
@mjmonteroc

desconferencia

Anuncios

4 pensamientos en “De cómo nació un blog sobre las Unidades de Gestión Clínica

  1. Querida Consejera, gracias por tu valentía, porque intuyo por tus palabras que la “exposición” pública que supone para alguien en tu situación sumergirse de lleno en este escenario donde no hay nada pactado y donde nadie pone límites, no ha de estar exento de cierto vértigo.

    Si te sirve de algo, no sé si será equiparable a la sensación de vértigo que siento en este momento al poder hablar contigo de tú a tú. De algún modo, nos hemos “criado” en un concepto de organización sanitaria vertical que afortunadamente, y gracias a vuestro impulso, estamos cambiando entre todos.

    Que tú te lances a escribir en el blog de Rosa o en este mismo, lejos de las medidas fórmulas de las comparecencias públicas, que enganches un debate improvisado vía twitter con el más crítico de los profesionales, y que además de eso, cualquiera pueda contestarte lo que quiera, a cualquier hora, y desde cualquier lugar, constituye una evidencia de nivel máximo de que algo está cambiando y va a seguir cambiando a un ritmo que ni siquiera los más pioneros pueden aventurar.

    Hoy he visto una diapositiva mostrada por Jesús Huertas y Juan Tomás García donde hablaban del futuro inmediato de nuestra organización, y donde se hablaba de 2.0. Reconozco que todavía tengo que frotarme los ojos al comprobar con orgullo de qué manera pretendemos apostar por esto.

    Estoy convencido de que ni tú ni yo hablamos de una moda pasajera, y tampoco tengo ninguna duda de que la apuesta del SSPA por este nuevo escenario de participación, comunicación y gestión del conocimiento es absolutamente sincera, y sobre todo, valiente.

    Pero esta misma certeza, desde el conocimiento de la realidad de los profesionales, de la que procuro como tú que mi posición como directivo no me aleje demasiado, me dice que es mucho el camino que debemos recorrer para que muchos de ellos, profesionales y directivos, lo visualicen como una realidad, y entiendan que la gestión clínica y el 2.0, como ya escribí un día en mi blog, no van a tardar mucho en ser dos caras de una misma moneda. Gracias por servir de ejemplo significativo de que esto es posible.

    Un abrazo.

    José Luis Gutiérrez Sequera
    Director Asistencial del Distrito Sanitario de Atención Primaria Guadalquivir. Córdoba. Andalucía.
    @Gutiseque

  2. Es que no puedo estar mas de acuerdo contigo!! Y, por cierto, yo sí que me siento orgullosa de lo que me enseñáis cada día, no sólo conocimientos sino, sobre todo, actitudes de escucha, de servicio, de estar pegados a terreno… Y tengo que confesarte, en esta “intimidad” del blog, que personas como tú son claves en esta transformación, probablemente porque a lo largo de estos años, individual y colectivamente, hemos aprendido que éste es un camino posible. Quizás no sea el único, pero al menos es el que a muchos de nosotros más nos apetece recorrer. Todos los días me sorprende la inteligencia del SSPA. Y, en un momento corto como éste, me paro y la admiro. Se trata de identificar los profesionales excelentes: médicos, enfermeros, directivos, celadores, y ver cómo lo hacen y extraer conclusiones. Y preguntarles, y dejarse moldear. Se trata de que el armazón organizativo sea una estructura donde el agua fluya. No conozco ninguna ley física que permita que el flujo de manera natural venga de abajo a arriba con estructuras verticales . Somos, sobre todo, una organización de conocimiento; y nuestras tuberías necesariamente tienen que ser horizontales, con nudos de diferentes ramas, con interconexiones completas de la red. Hay que estimular individualmente a cada persona y tenemos que favorecer los equipos. Pero ¿sabes que? Los que tenemos responsabilidades de gestión tenemos que ser capaces ademas de diseñar una estructura donde esto sea lo fácil y no tengamos que andar desafiando a la gravedad porque el circuito este pensado en un a sola dirección. Las organizaciones son instrumentos que favorecen o dificultan. No son un objetivo en sí mismas. Pero son responsabilidad nuestra que funcionen en una sola dirección, en dos….o en tantas como tengamos capacidad de sumar. Y las tecnologías, el 2.0 son una oportunidad única para configurarla de esta forma. Siento haber sido larga, pero me apetecía contártelo porque yo, como tú, me siento orgullosa de trabajar en el SSPA. Y de que tú lo dirijas. Gracias

  3. Bueno, pues si vosotros estáis contentos, no os quiero contar lo que me esta conversación me produce a mi, un enfermero de base.
    El problema es que creo que tenéis que reproducirla en otro entorno, mucho mas cercano a los profesionales andaluces a los que representáis y dirigís por que si no, alguien puede pensar que todo esto no es más que artificio. En vuestro descargo tengo que decir que no os veo capaces de estar fingiendo todo el tiempo… pero yo solo soy uno de esos profesionales del SSPA.

    Un saludo de un enfermero orgulloso de trabajar en el SSPA y convencido de que el sistema tiene mucho margen de mejora y , que pese a las criticas, esas mejoras no tienen porque conseguirse de forma muy compleja.

    A hibridarse!!

  4. Tenemos que formar el grupo de “profesionales que se sienten orgullosos de trabajar en el SSPA”. Explicitarlo tambien es compartir, no solo por contar lo que hacemos, ni siquiera cómo lo hacemos, sino por algo más íntimo y personal que es el sentido que damos a lo que hacemos. Esa es la diferencia de “los muchos que nos sentimos orgullosos”, y nunca como ahora, con las redes sociales, tenemos una gran oportunidad para compartirlo, porque aqui cada uno decide el espacio, el tiempo y los contenidos, y además te permite aprender de mucha gente y de otra manera.

Participa en el debate:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s