La pequeña aportación de La Comisión Gestora™

Aunque en el título definan su aportación como “pequeña”, todos los que seguimos su blog sabemos que en La Comisión Gestora™ son muy grandes. Os dejamos con su particular visión de la Sanidad Híbrida.

Los amigos Iñaki y Raquel, creadores del concepto Sanidad Híbrida, y promotores de una desconferencia virtual para descubrir al híbrido sanitario y fomentar el uso de las tecnologías entre los profesionales del sector salud.

Nos han pedido que colaboremos con una entrada para lo que nos plantearon varios temas. Al final, básicamente porque nos gusta hacer lo que nos da la gana, nos hemos decidido por intentar contestar a una pregunta que se están haciendo los lectores del blog, muchos de ellos profesionales que están a punto de hibridarse pero que todavía no están plenamente convencidos.

Los que están siguiendo las publicaciones de este blog habrán descubierto que la recomendación general es que los profesionales se hagan híbridos basándose en 3 cuestiones:

La primera y la más sencilla de todas es que no existe ninguna razón para no hacerlo. No hay ningún motivo para no probar. Es más, la mayoría ya se está hibridando en cuanto a las relaciones sociales (Facebook®, Tuenti®, etc…), si hacemos caso al dato de que más del 80% de los usuarios de internet ya forman parte de alguna de estas redes sociales que favorecen la interrelación.

La segunda es que esta “novedosa” forma de relaciones sociales podemos reproducirla a nivel profesional, con lo que la relación entre profesionales sanitarios se potencia de forma exponencial, favoreciendo todo aquello derivado de esta interacción entre pares o entre grupos profesionales (Comunidades de Práctica). El intercambio y la participación en temas de interés común genera conocimiento, colaboración, creación de contenidos y HORIZONTALIZACIÓN.

La tercera es que este modelo de hibridación organizacional, aquel conformado por la suma de muchos profesionales híbridos, es el modelo sanitario del futuro, en el que se integran e-profesionales y e-pacientes; el modelo que viene a solucionar todos los retos actuales y retos del futuro. Al menos eso es lo que se plantea en documentos como “El Manifiesto Abla 2010”, en “El libro en blanco del epaciente”  y en el libro “El epaciente y la Redes Sociales”.

Pero, si hacerse híbrido es tan fantástico, la pregunta a contestar es
¿por qué las organizaciones, que por sentido común deberían estar encantadas de tener profesionales híbridos, son tan reacias y se resisten a hibridarse y a permitir que sus profesionales lo hagan?

Y la respuesta, aunque pueda parecer compleja, es sencilla. porque tienen miedo. Miedo con mayúsculas. Un miedo tan primario y profundo que las paraliza,  atenaza y condiciona.

Miedo al efecto sísmico que la hibridación puede provocar en los oxidados resortes de las actuales organizaciones sanitarias, nada preparadas para los nuevos principios del 2.0. Miedo a su nula preparación para contrarrestar la enorme capacidad de propagación de este modelo entre los profesionales. Miedo a su incapacidad para mantener el control en los flujos de información, los que otrora fueron su principal arma de poder. Miedo a casi cualquier cosa que suponga una innovación.

Pero todos estos miedos tienen su origen en el hiperdesarrollado espíritu de supervivencia de las organizaciones y, aunque criticables, puede llegar a ser comprensibles.

Sin embargo, hay un miedo irracional que no tiene justificación alguna. El miedo al riesgo de que los profesionales disfruten. Porque, aunque a algún lector de este blog le parezca extraño, no es habitual que los profesionales disfruten con lo que hacen, sino más bien todo lo contrario.

Porque lo  hasta ahora canónico ha sido pensar que el profesional que disfruta es un profesional que no produce. Porque lo habitual, lejos de asociar a los profesionales satisfechos como a  activos muy preciado, como un bien sobre el que invertir, se ha ido consolidando el razonamiento de que un profesional que disfruta con lo que hace y se siente bien es un profesional incomodo.

Y claro, una de las partes de hibridarse es precisamente disfrutar. Porque hibridarse es, en muchos casos, reencontrar el germen que te hizo elegir un camino profesional, encontrar a gente con tus inquietudes, tus vivencias, tus frikismos y tus paranoias. Porque hibridarse es fundamentalmente volver a sentir que formas parte de un proyecto (aunque sea inmaterial y global), volver a sentirte integrado aunque sea en una nueva cultura.

De ahí que esto de ser híbrido en el entorno sanitario actual no sea tan fácil. Incluso en servicios de salud claramente pioneros como el Osakidetza, la Agencia Valenciana de Salut o el Sistema Sanitario Publico Andaluz, ser híbrido es, cuando menos,  complejo… y encontrar un hospital magnético o una organización líquida es una lotería.

Aun así y pese a todas las dificultades, siempre nos quedará el consuelo de pensar que, en el fondo, hibridarse es como perder la virginidad. Hasta que no tienes el primer orgasmo eres capaz de vivir sin sexo y eres incluso capaz de decirle a los demás que no tenerlo no es tan complicado. Pero cuando lo pruebas no sabes como has podido pasar tanto tiempo sin “pillar”! Y a partir de ahí, eres capaz de hacer casi cualquier cosa. Y si encima te enamoras… ya estas perdido.

Be 2.0 my friend!

La desconferencia

Ayer celebramos el encuentro en Twitter para hablar sobre la Sanidad Híbrida, sus posibilidades y sus retos. La participación fue intensa y las ideas que se compartieron muy interesantes. Os dejamos aquí el documento que recoge la conversación que mantuvimos.

Gracias a todos los que compartisteis vuestro conocimiento con nosotros, a aquellos que sólo pudisteis seguir la conversación mientras atendíais otras obligaciones y a quienes no pudisteis estar, pero os hubiera encantado.

Un placer.

Sanidad-Híbrida no evento

#hibridsanit

Poco a poco, esta aventura que está siendo Sanidad Híbrida va completando etapas. A lo largo del último mes hemos contado con la participación de personas que desde diversos ámbitos han ido exponiendo diferentes puntos de vista sobre aspectos relacionados con la sanidad y este nuevo tiempo  que nos toca vivir. Si echamos la vista atrás y recorremos las entradas que aquí se han ido publicando, encontramos un crisol de opiniones que sirve para conocer qué es este nuevo concepto de lo híbrido, qué es lo que le caracteriza, a quién implica y cuáles son los retos a los que se enfrenta.

La exposición de argumentos y el relato de experiencias ha sido complementada, en algunos casos, de modo intenso, con las aportaciones y comentarios de aquellos que nos leen. Eso contribuye, sin duda, a elevar la calidad del análisis en no pocas ocasiones, y genera un debate que es siempre enriquecedor y bienvenido.

Nuestra apuesta es por la participación y el debate. Por eso os proponíamos desde el inicio de esta aventura celebrar un no-evento en Twitter, abierto a la participación de todos- El gran día ha llegado: este jueves, 17 de Noviembre, de 20:00 a 21.00 horas, bajo el hastag #hibridsanit celebraremos la gran desconferencia virtual en Twitter.

Los temas a debatir que os planteamos son:

1. Sanidad Híbrida: ¿Qué aporta la sanidad híbrida a nuestra práctica profesional? ¿Y a la comunicación con nuestros pacientes? ¡Queremos ejemplos!

2. Manos a la obra: ¿Qué papel deben jugar las organizaciones sanitarias en la Sanidad Híbrida? ¿Cuáles son los retos que debemos superar? ¿Cómo lo hacemos?

3. De caza: ¿Qué iniciativas podemos poner en marcha para superar la brecha digital? ¿Cómo implicamos a todos los profesionales en la Sanidad Híbrida?

¡Os esperamos a todos el jueves 17, a las 20:00h con el hastag #hibridsanit para seguir charlando y aprendiendo!

desconferencia

Planificando la hibridación.

La sanidad híbrida también es interactiva. Hace unos días se planteaba la posibilidad de pensar sobre indicadores que puedan dar la foto de la “hibridez” de una organización. Sanidad Híbrida recoge el guante. Raquel Benito, una de sus componentes nos presenta diversas propuestas. 

José Luis Gutierrez Sequera (@Gutiseque) nos plantea a través de su blog la siguiente reflexión:

Si entendemos la importancia que tiene este nuevo escenario [el de la Sanidad Híbrida] para la gestión del conocimiento, la investigación, y los nuevos ámbitos de relación interprofesionales y de profesionales con pacientes…¿no debería formar parte del proyecto de los equipos?.

Y una vez llegado el momento de plasmarlo en la planificación anual, y sobre todo, de diseñar la manera de evaluar el “grado de hibridación” de cada Unidad. ¿Qué objetivos podríamos formular? ¿Cuáles serían los indicadores válidos y fiables para medir la hibridación? ¿Podríamos monitorizarla?

Como bien indica Rosa Andrade (@randrom) a través de uno de los comentarios, “aterrizar de la teoría a la práctica siempre es más difícil que quedarse en las “nubes”, en este caso no las del cloud computing, sino las tradicionales. Y una forma de practicar ese aterrizaje sin duda es planteándose objetivos claros, medibles, evaluables y sobre todo compartidos por todo el equipo.”

Así que hagamos un pequeño ejercicio de reflexión y pensemos cuáles pueden ser los objetivos que nos ayuden a convertir en híbrida a una Unidad de Gestión Clínica (y quien dice UGC, dice centro de salud, unidad o servicio hospitalario…).

Creemos que existen dos objetivos para que una organización sanitaria decida meterse en este “fregao”:

a) Mejorar la comunicación con pacientes y usuarios.

b) Apoyar el desarrollo profesional de las personas que trabajan en nuestra Unidad.

Instrumento que nos planteamos utilizar: herramientas de la web 2.0.

(Nótese que la herramientas web 2.0 son simplemente eso: un instrumento que nos va a ayudar a alcanzar nuestros objetivos.)

a) Mejorar la comunicación con pacientes y usuarios.

Acción:

Establecer canales distintos de los tradicionales (atención presencial o telefónica) para la comunicación con pacientes y usuarios:

a.1. Blog/espacio web dirigido a pacientes y usuarios.

Puede ser un espacio en el que se ponga a disposición de los usuarios información de interés, a la que se remita a los mismos cuando acuden a consulta, sin dar opción a dejar comentarios, como han hecho con el Programa de Salud Infantil en el Centro de Salud Olaguibel, o hacer algo más interactivo, como este blog del Centro de Salud de Sopelana. Incluso se puede abrir la puerta a las aportaciones que los ciudadanos quieran hacer para mejorar la gestión de los recursos, como el Foro de Inspiración de Comarca Ekialde.

Indicadores:

  • Nº de visitas.
  • Nº de comentarios.
  • Tiempo medio de visita a la web.
  • Fidelización: Nº de usuarios “repetidores” y nº de “sindicaciones” a nuestros contenidos.
  • Enlaces y referencias a nuestro blog/espacio web.
  • Medida de percepción directa: valoración de los usuarios (para conocerla, podríamos introducir uno o varios ítems en las encuestas de satisfacción de pacientes sobre el blog/espacio web de la unidad).

a.2. Página oficial en Facebook.

Muchas organizaciones sanitarias se están lanzando a abrir páginas en Facebook a través de las que difundir noticias relacionadas con la propia institución sanitaria, así como artículos relacionados con la salud o avisos sobre obras, cambios de consultas, etc. Citaremos como ejemplos las páginas de Hospital Sant Joan de Déu y del Son Dureta.

¿Qué está funcionando a los hospitales con mejor posicionamiento en Facebook?

  • Publican al menos 4 veces por semana, y algunos siguen un ritmo de hasta 3 publicaciones por día.
  • Publican contenidos atractivos: vídeos y fotos de personas.
  • Publican contenidos interactivos como encuestas y concursos.

Indicadores:

  • Como tener miles de fans no significa tener una buena conversación con ellos, nos gusta esta fórmula que Ed Bennett presenta en su blog Found in Caché para averiguar el “cociente de participación” de una comunidad en Facebook:

Cociente de Participación =
Me Gusta + (7xComentarios) + (7xPosts de Fans) + (2xClicks estimados)/ Fans

  • Medida de percepción directa: valoración de los usuarios (para conocerla, podríamos introducir uno o varios ítems en las encuestas de satisfacción de pacientes sobre la página oficial en Facebook).

a.3. Cuenta oficial en Twitter.

Si bien algunas organizaciones sanitarias de nuestro entorno tienen cuenta en Twitter, nos parece que el mejor ejemplo sigue siendo @nhsdirect. A través de la misma ofrecen enlaces a su página web, donde los pacientes pueden encontrar información fiable sobre distintos temas relacionados con su salud y responden a las preguntas, reclamaciones y felicitaciones que reciben de los usuarios de manera ágil y eficaz.

Indicadores:

  • Nº de interacciones con usuarios realizadas a través de la cuenta en twitter.
  • Nº de retwitts recibidos.
  • Medida de percepción directa: valoración de los usuarios (para conocerla, podríamos introducir uno o varios ítems en las encuestas de satisfacción de pacientes sobre la cuenta oficial de twitter).

Algunos aspectos a tener en cuenta:

– Redes sociales y organizaciones:

Como bien dice Miguel:

“Las redes sociales están de moda, las organizaciones hacen lo que pueden por subirse al carro de la web 2.0 pero no ese salto no se basa exclusivamente en abrir una cuenta de twitter, una de facebook y contratar un community manager que dinamice la actividad online.

Asumir que las redes sociales forman parte de la realidad de una organización implica dar un paso adelante hacia la transparencia, hacia la apertura, hacia el respeto y, por supuesto, es fundamental permitir que cualquier blog o red social hable de nosotros. Entrar en el mundo dospuntocero implica hablar y escuchar, pero nunca limitar, prohibir o impedir a cualquier voz que lance sus ideas u opiniones sobre nosotros.”

– Acceso a la web:

En muchas organizaciones sanitarias el acceso a las redes sociales está restringido. Si es nuestro caso, tendremos que pedir autorización al “administrador web de turno” para que nos habilite algunos ordenadores desde los que trabajar en nuestras cuentas oficiales de las redes sociales. Los ejemplos que hemos citado son de centros sanitarios que trabajan en organizaciones con restricciones en el acceso a la web.

Sino, siempre podemos buscar otras alternativas. En los ordenadores de la red de Osakidetza, por ejemplo, aunque el acceso a Twitter y Facebook no está disponible, sí que se puede utilizar Cotweet (o, al menos, eso nos han contado…).

– Los maltrechos indicadores:

Hay quien teme que el hecho de establecer una serie de indicadores haga perder de vista el objetivo principal: mejorar la comunicación con los pacientes y usuarios a través de las redes sociales. Los indicadores no tienen la culpa. Su objetivo es ayudarnos a mejorar el modo en que hacemos las cosas. Somos nosotros quienes no tenemos que dejarnos cegar ni por cifras ni por herramientas. Dar pequeños pasos y comenzar a andar el camino.

b) Apoyar el desarrollo profesional de las personas que trabajan en nuestra Unidad.

Acción:

Impulsar el uso de entornos personales de aprendizaje y participación en comunidades de práctica por parte de los profesionales de nuestra organización.

El aprendizaje en la Sanidad Híbrida significa tener grandes conexiones: fuentes que conocen, consejos que ayudan, alertas sobre lo que es importante, y respuestas a preguntas. Todo esto lo podemos encontrar en internet. Para no liarnos en infinitas marañas de contenidos y estructurar nuestro aprendizaje en la red, podemos crear nuestro propio entorno personal de aprendizaje. Para ello, podéis comenzar por utilizar alguna de las siguientes herramientas, en el orden que prefiráis.

Algunos consejos para iniciarse en el aprendizaje en internet son:

  • Comenzar lentamente.
  • Utilizar el mismo nombre de usuario en todas las herramientas.Compartir en la red tanto como se toma de ella.
  • Preguntar tanto como se contesta.
  • Probar herramientas nuevas antes de decidir si son útiles o no.
    Comentar en los blogs de otras personas.

Además, en sanidad, tenemos la posibilidad de unirnos a comunidades de práctica que están ya funcionando con bastante éxito: Hermes, Tekuidamos, Ezagutza, o las Comunidades de práctica para la calidad de la Junta de Andalucía.

En la web existen distintas herramientas que se pueden utilizar para tener en un único espacio todos los elementos de nuestro entorno personal de aprendizaje, acceso a comunidades de práctica incluido. Aquí tenéis un ejemplo creado utilizando Symbaloo.

Indicadores:

  • Porcentaje de profesionales que han integrado el uso de su entorno personal de aprendizaje en su trabajo diario.
  • Porcentaje de profesionales que tienen una participación activa en comunidades de práctica.
  • Medida de percepción directa: valoración de la experiencia de aprendizaje que ha supuesto la participación en las redes sociales y/o en comunidades de práctica online (por ejemplo, a través de una encuesta ad hoc).

Algunos aspectos a tener en cuenta:

Las herramientas ya existen y están disponibles, de forma gratuita en internet. Es cierto que existen limitaciones para trabajar con ellas desde nuestros puestos de trabajo, pero, si hay interés, éstas consiguen superarse.

Más que lanzarnos a pedir a los profesionales que se incorporen a la Sanidad Híbrida, es conveniente crear espacios y redes que conecten a la gente con ganas de hacer cosas y con ideas. Localizar a las personas que ya interés e inquietudes en este sentido. Poner en valor a esos trabajadores dentro de la organización y darles libertad y confianza.

El reto es motivar e implicar a los profesionales para que las incorporen en su día a día habitual como un elemento más que les aporta el conocimiento que necesitan para realizar su trabajo. Ayudarles a desarrollar su capacidad híbrida, que Rut Roncal definía como:

“Nuestra habilidad de aprovechar las TIC en el desarrollo de las funciones básicas del puesto, conectando con el resto de competencias necesarias como profesionales sanitarios del hoy, puesto que el futuro es aprovechar al máximo nuestro presente.”

Para saber concretamente qué tienen que aprender los profesionales para convertirse en híbridos sanitarios, recomendamos la lectura del artículo de David Alarcón sobre competencias digitales. Se necesita desarrollar todas ellas pero, sobre todo, se requieren grandes dosis de la actitud que señalaba el Dr. Juan Solorzano …

No temer a equivocarse.

Esto es una desconferencia, así que esperamos vuestros comentarios y aportaciones. ¿Cómo podemos llevar la sanidad híbrida a nuestras organizaciones?

Equipo de Sanidad Híbrida

desconferencia

El proceso de cambio lo marca el e-Paciente

Los híbridos sanitarios ya han comprobado las ventajas que supone su presencia en el mundo virtual para su desempeño profesional en el mundo físico. Sin embargo, son muchos los profesionales sanitarios que siguen sin atreverse a dar el paso y adentrarse en la red.

Azucena Santillán, la enfermera que hay tras el blog “Enfermería Basada en la Evidencia”, nos explica la ruta a seguir para superar la brecha digital y convertirse en un auténtico híbrido sanitario.

Utilizar las redes sociales está en auge. No sabemos cómo, pero en poco tiempo estos sitios virtuales son más conocidos y visitados que muchos grandes monumentos históricos.

Este hecho está demostrado mediante estudios de mercado, de usos de la web etc. Y es precisamente Internet y la gran cantidad de recursos que contiene la culpable de que este nuevo medio social sea el nuevo “far west” de las relaciones sociales: un terreno inhóspito para muchos.

Las profesiones sanitarias se basan en las relaciones sociales (profesional-paciente, profesional-profesional etc.) y por ello no debe ignorarse este (ya no tan) nuevo espacio digital. La adopción de nuevas costumbres y el paso a las relaciones digitales, no implica un abandono del marco físico clásico; de ahí el concepto del que hablamos estos días: los sanitarios híbridos.

Pero para llegar al equilibrio en este nuevo tipo marcos relacionales, hay que dar el primer paso y acercarse al mundo digital destetándose del físico.

Este primer paso implica un cambio, y los cambios suelen comenzar con un “NO”. Si repasamos la clasificación de los tipos de personalidades en función de su grado de adopción de las innovaciones, veremos que estas son las que se ven en la figura:

gráfico1

A excepción del 15,7% compuesto por los innovadores y los adoptadores tempranos, el resto va a poner mayor o menor resistencia al cambio.

A la hora de intentar inculcar estos cambios en los profesionales sanitarios, puede ser de gran ayuda tener presente el modelo PRECEDE (de Green y Kreuter) que nosotros mismos utilizamos en educación para la salud e identificar los factores predisponentes, los facilitadores y los reforzadores según el ámbito en el que nos movamos.

A día de hoy, los propios profesionales parecen identificar más barreras y dificultades como la falta de tiempo o habilidades (nada que no se pueda solucionar con un poquito de formación) pero es lógico si pensamos que la brecha digital está muy presente no solo en los pacientes, sino que también lo está entre los profesionales. Por eso sería interesante identificar a los miembros innovadores y adoptadores tempranos de la comunidad profesional y darlos el rol de facilitadores, para poder utilizar de manera óptima su entusiasmo y habilidades. Invertir en el desarrollo de estos elementos facilitadores es la clave para la correcta adopción del cambio a nivel global. Así mismo, recordar a los gestores sanitarios y las instituciones lo que dice el famoso video de “cientouno” y que no deben ignorar estos escenarios ya que el estar presente cuesta poco, y no estarlo puede salir caro.

Dar el paso hacia el mundo digital, tan solo precisa de paciencia para pagar la curva de aprendizaje y a cambio ofrece un nuevo espacio en el que la comunicación es rápida, horizontal y fluida. Si entendemos que el profesional debe desplazarse hasta donde está el paciente, debemos entender que también debemos desplazarnos virtualmente donde está el e-paciente.

Comenzamos el 15 de octubre.

La actividad del blog comenzará el próximo 15 de octubre, coincidiendo con el inicio de los Hybrid Days. En este espacio encontrarás interesantes artículos relacionados con la sanidad híbrida y firmados por expertos en cada uno de los temas que tenemos preparados.

¡Súscríbete a nuestras novedades vía mail o RSS y síguenos en twitter y facebook para no perderte ni un detalle!